Cambio Climático Globalista o Diálogo de Civilizaciones Wim Dierckxens y Walter Formento .Economistas y analistas internacionales. (CLASCO)

En la cumbre de la OCS[1] del mes de septiembre de 2021, el punto de inflexión de las relaciones político estratégicas mundiales/globales fue desencadenado en torno al llamado “pivote afgano” y en el punto axial Rusia-China, en tanto expresión de la conjunción UEEA[2]-OCS.

En este foro se aprobó un memorando de entendimiento que uniría la Iniciativa de la Franja y la Ruta de China con la Unión Económica Euroasiática, dentro de la estructura general de la OCS. Al tiempo que agregaría una dimensión militar más profunda a la estructura ampliada de la OCS.
En resumen, Asia se está integrando en instituciones lideradas por Rusia y China. Rusia -con la Unión Económica Euroasiática (UEEA) y CSTO y China con la OCS y BRI -Belt and Road Initiative- son los actores con mayor iniciativa en la construcción de una Iniciativa Multipolar, plurinacional y pluriversal-cultural.
Los actores multipolares como China, Rusia, Irán, Egipto y Siria, junto a otros integrantes de la Nueva Ruta de la Seda, ahora controlan prácticamente toda la llamada masa continental asiática. La importancia de este hecho la definio MacKinder –referente clásico de la geopolítica británica- quien “controle” estratégicamente esta masa continental controlara también el mundo.
El Multipolarismo en tanto iniciativa estratégica para el Siglo XXI no solo impera ya en toda esa masa terrestre continental (que es en sí misma una conjunción de continentes estratégicos en el Siglo XXI), sino que tembien define una tendencia clara para que otras naciones de la CELAC (como México, Argentina, Brasil) avancen de modo claro en un mundo multipolar. Si la misma tendencia termina por imponerse en África y Europa estariamos conformado un dialogo de civilizaciones pluriversal, plurinacional y multipolar.

En marcado contraste con el proyecto de integración multipolar en Asia-India-África-Latinoamérica y Caribe-Europa, observamos que EEUU y la OTAN recurren, con una mezcla de desesperación y arrogancia, al juego de poder marítimo por un Indo-Pacífico libre y abierto –llamado AUKUS. Washington ha mostrado con ello que su prioridad ya no puede ser “controlar” a la UE, sino la región de las islas del Indo-Pacífico, por ahora. En este contexto, Australia “cancela” una orden de submarinos franceses a favor de Inglaterra, lo que genera el “enojo” de Francia (mas toda la Unión Europea pos Brexit que mira hacia China) que amenaza con cortar la red eléctrica y el transporte a Gran Bretaña.
Esto le permitió a la Unión Europea, a su vez, realizar una reunión el 6 de octubre, en torno al debate sobre la decisión de organizar su propia defensa por fuera de la OTAN. Esto nos lleva a plantearnos sino esto era conocido por la OTAN la construcción del AUKUS. Lo que está claro que después es de la precipitada salida y consecuente derrota de la OTAN Global y de Estados Unidos de Afganistán, el problema político estratégico, o geopolítico, a resolver es Taiwán. Donde las tensiones van subiendo de temperatura a raíz del acuerdo AUKUS.
Taiwán es importante porque produce dos tercios de los chips[3] de computadoras del mundo. Ante la expectativa de una fuerte devaluación del dólar, China espera no solo sobrevivir a la crisis que implicaria el proyecto del ‘Cambio Climático´, sino en medio de dicha crisis poder consolidar la “recuperación” de Taiwán como territorio propio, con la mínima resistencia u oposición. Hay varias debilidades potenciales en cómo Estados Unidos está llevando a cabo su “disputa” con China en el Indo-Pacífico.
Estados Unidos se centró en defender la propia isla de Taiwán de una invasión de China en lugar de proteger pequeñas islas, como Dongsha, que si son estratégicas para el paso de los barcos chinos. Una invasión china de Dongsha, más otras islas taiwanesas de menor envergadura, para convertirlas en una base militar, es un escenario plausible.
Efectivamente, esto no solo otorgaría a los militares chinos libre navegación de una mayor parte del Mar de China Meridional sino que presentaría obstáculos logísticos y militares para otros «actores” que operan en la región. Dadas las pocas opciones que obliguen a China a renunciar a su territorio, de hecho, a Estados Unidos y Taiwán no les quedaría mucho más que reconsiderar su estrategia de disuasión. Lo cual significaría una temprana derrota del AUKUS.
El AUKUS en la práctica significa para los intereses financieros Globalistas(de Estados Unidos, GB, etc) un aumento en la vulnerabilidad y perdida de capacidades de disuasión. Sin la Unión Europea- si esta avanza en constituir unas fuerzas armadas propias por fuera de la OTAN- las capacidades de esta última alianza se debilitarían estructuralmente por lo cuantitativo, pero más por lo cualitativo. El AUKUS parece ser la resultante obligada luego del contundente hecho que la UE toma de distancia respecto de los sectores Globalistas en la OTAN, GB y EEUU. Con ello se crean condiciones y posibilidades para una recuperación del protagonismo de una Unión Europea industrial, científica y tecnológica interconectada con el Asia pacifico, en particular con China y Rusia.
La obsesión de la Oligarquía Globalista Transnacional –a partir de todos sus territorios controlados como Commonwealth o EEUU- ha sido, y sigue siendo, prevenir el surgimiento de un «competidor» en Eurasia (Brzezinski), sea éste una alianza de Rusia-Alemania (Mackinder) a principios del SXX, o en el presente SXXI con la asociación estratégica de la Rusia-China multipolar, que luchan por el dominio estratégico-económico (geoeconómico) en el corazón de masa terrestre euroasiática y lejos de las potencias oceánicas atlánticas, en condiciones de ventaja estratégica.
Es en este contexto, que los actores Globalistas en EEUU saben que perder a la Unión Europea –UE- los llevaría a debilidad estratégica irreversible, por ello no pueden abandonar su posición en la región del Indo pacífico (AUKUS) aunque “no cuenten claramente” con Japón, Corea del Sur y mucho menos con la India que son partes de la iniciativa de mercado común en el Asia-pacifico, iniciativa económico estratégica desde China denominada RCEP. Por ello, muy probablemente EEUU-GB jugarán su último juego en torno al proyecto billonario del llamado ´Cambio Climático´.
Veamos cuáles son posibilidades de impulsar este proyecto. Aquí importa en primer lugar si la administración Biden (globalista) tiene la capacidad política general al interior del país. Y tenemos grandes dudas.
La Perestroika norteamericana avanza: el camino a la Secesión
Es un hecho que la fuerza de las Trasnacionales globalistas no solo pierden cada vez más espacio geopolítico, o político estratégico, en la UE sino también al interior de EEUU. Para lograr imponer verticalmente su ´Economic Reset´ en enero de 2021, los globalistas proyectaban crear el “poder autoritario” necesario a través de las políticas “verticales” inauguradas para combatir la epidemia Covid19 (que todo indicaría ellos mismos idearon) y no solo en los EEUU.
La administración Biden (enero 2021) mantuvo a raya la “Crisis Covid-19”, con la amenaza permanente de “encerrar” a la sociedad en cualquier momento, mediante las plataformas (Facebook, Twitter, etc.) y la prensa cómplice del globalismo (los principales periódicos y canales de televisión). Luego, ya para septiembre-octubre de 2021 están tratando de imponer una ¿¿¿NUEVA vacunación obligatoria???[4] al menos a toda la población adulta, con el objetivo de desarrollar un control directo de carácter orwelliano[5] sobre la misma, incluso a nivel individual.
Para apreciar mejor la falta de apoyo popular que tuvieron los actores globalistas para lograr imponer su ´Economic Reset´ Global desde enero de 2021, con un poder vertical que va contra la voluntad y libertad individual, basta ver el fracaso de las medidas autoritarias en torno a la vacunación obligatoria. Una encuesta en EEUU (del Associated Press y NORC-Center for Public Affairs Research) revela que aproximadamente la mitad de los estadounidenses está en contra de exigir que los trabajadores de las grandes empresas se vacunen o que se hagan pruebas semanalmente. No solamente son muchos los republicanos que están en contra de esta medida (60%), incluso el 40% de los demócratas entrevistados se manifestaron contrarios al proyecto.
La amplia oposición, entre demócratas y la clara mayoría de los republicanos, a dicha imposición desde el poder central verticalmente, tiene que ver con la prevalencia aun de los derechos individuales particularmente en EEUU. Lo anterior significaría cambiar los valores muy arraigados estructuralmente, que constituyen derechos individuales plasmados en la constitución estadounidense. Como podemos observar, los intereses globalistas (ej.: Foro Económico de Davos) están tratando de cambiar la piedra angular de la civilización occidental, para imponer un nuevo régimen en el mundo, de mayor exclusión económica-social y de mayor autoritarismo, y para ello necesitan nodalmente poder lograrlo primero en EEUU.
Con lo anterior ya queda claro que la oposición a la vacunación obligatoria no es un asunto menor en EEUU. Veamos un momento como está la situación en las fuerzas armadas norteamericanas, acostumbradas al verticalismo en las líneas de mando. El Washington Post informa el 29 de octubre que hasta 12,000, de un total de 324.000 miembros, el 3,7% del personal de la Fuerza Aérea todavía están rechazando la vacuna, tratándose de personas bien acostumbradas al mando vertical.
Argumentan precisamente que el mandato viola su libertad médica individual y sus derechos constitucionales. La fecha tope para poder vacunarse era el 1 de noviembre. Cuando se trata de despedir ahora a aquellos de la Fuerza Aérea que se negaron a vacunarse, existe el riesgo de perder pilotos y técnicos, personas en puestos de élite y altamente calificados. El dilema es clarísimo. La Marina de los Estados Unidos tiene un tamaño similar yhasta 46.000 (14%) de soldados que aún no se han vacunado corren el riesgo de perder su trabajo, aunque la fecha tope para ellos está más adelante en noviembre.
En este entorno, no es extraño entonces observar que los políticos republicanos conservadores, en varios estados y con el gobernador de Texas a la cabeza, se están moviendo, incluso antes de que se haya emitido legislación a nivel federal, a fin de bloquear o socavar los mandatos de la vacuna COVID-19 del presidente Joe Biden, que pretende obligar hasta a los empresarios-privados hagan que se vacunen sus empleados. Hay acción muy concreta en esta dirección. El gobernador de Texas , Greg Abbott, emitió una orden ejecutiva que prohíbe a las empresas privadas o cualquier otra entidad exigir vacunas.
En Montana se ha ido aún más lejos al aprobar una ley que no solo prohíbe a los empleadores privados exigir vacunas, sino que incluye sanciones para los dueños de negocios que lo exijan. Si la administración Biden (globalista) lograse hacer pasar la legislación por el Congreso, es seguro que la pelea terminaría en los tribunales. Los fiscales generales republicanos en casi la mitad de los estados han señalado la decisión de ir a los tribunales una vez que se dé a conocer la normativa federal. Con los jueces más conservadores en el banquillo, una regulación federal terminaría en los tribunales con el resultado que no está claro para los demócratas y en todo caso es de esperar que el proceso se prolongue en el tiempo.
La batalla interna en el Congreso entre el Partido Demócrata (dominado por globalistas) y el Republicano (controlado por continentalistas y con Trump[6] fortalecido como su líder, contando ya con su propia red de “Twitter”) no muestra un panorama alentador para Biden y los Globalistas de BlackRock, Soros y Larry Flink.
El partido demócrata presentó un proyecto de ley para crear nuevos estándares federales para la votación por correo, la votación anticipada y en torno a la identificación del votante. Particularmente es esta práctica la que ha sido el origen del cuestionado “fraude” demócrata en las elecciones del 2020. Es significativo para los intereses del partido republicano que el 20 de octubre de 2021, un proyecto de ley electoral ni siquiera haya conseguido los 60 votos necesarios para poder ser tratado o debatido en el recinto.
En una audiencia de la Cámara de Representantes el jueves 21 de octubre, el representante Thomas Massie (Republicano-KY) interrogó al fiscal general Merrick Garland sobre un hombre misterioso, Ray Epps, que instruyó a los manifestantes a ingresar al edificio del Capitolio de los Estados Unidos el 5 de enero, y que luego guio a las multitudes hacia el Capitolio el 6 de enero.
Apuntan a un papel proactivo del gobierno federal en relación con los casos de conspiración contra Oath Keepers y Proud Boys, la historia de Ray Epps que sigue sugiere un grado similar, aún más atroz, explícito, directo e inmediato de participación federal en la violación del Capitolio. FBI eliminó sigilosamente a Ray Epps de su Lista de los Más Buscados por Violencia en el Capitolio el 1 de julio. Casi 10 meses después del 6 de enero, el FBI y el Departamento de Justicia todavía se niegan a comentar si Epps alguna vez ha recibido una orden de registro.
Pero sí se sabe que al menos los investigadores de base del FBI estaban intensamente interesados en Ray Epps inmediatamente después del 6 de enero. Para el 8 de enero, la Lista de los Más Buscados de la Violencia en el Capitolio del FBI presentaba una gran foto de ray Epps. A los pocos días de los disturbios en el Capitolio, los archivos se hincharon rápidamente con videos e imágenes de Epps.
Es en este entorno se plantea el escenario en que los demócratas perderán las elecciones de medio término en noviembre de 2022 y que los republicanos, con Trump al frente, recuperando bancas en el Congreso que le den la mayoría en el Senado. En este escenario, la iniciativa del proyecto de ´Cambio Climático´ quedaría debilitada y con ello la del Economic Reset.
Todo esto estaría sucediendo en EEUU, lo cual debilita las posibilidades de los intereses globalistas de sostener el ´matrimonio forzado´ con la UE, como sucede desde 1950 en el Plan Marshall. Esto podría darnos elementos acerca de porqué la UE –Alemania, Francia, Italia, España, etc- puede avanzar con su plan de fuerzas armadas propias y bajo su control, y su sólido apoyo al gasoducto Northstream-II que construyo junto con Rusia. Esto también muestra que los actores Globalistas en EEUU GB estarían quedando cada vez más debilitados y aislados en el mundo.
Como podemos observar, un conjunto de hechos en EEUU, en la región y en el mundo muestran una pérdida de iniciativa y protagonismo de los actores globalistas (que aparecen como EEUU y GB). Incluso dentro de EEUU, también con una fuerte división sobre una variedad de temas centrales. Esto, según datos del Centro de Política de la Universidad de Virginia[7] mostró que, al menos entre los encuestados, “aproximadamente 4 de cada 10 (41%) de Biden y la mitad (52%) de los futuros votantes de Trump están de acuerdo que es hora de dividir el país. En 1987, justo antes de la Perestroika en la Soviética, la mayoría de los soviéticos todavía asumían que la URSS seguiría existiendo no solo durante muchas más décadas, si no siglos. Lo que sucedió en la URSS hace unos treinta años es probable que suceda en EEUU, aunque no está a la simple “vista”.
Podemos mencionar dos buenas razones de porque es cada vez más imprudente ignorar la secesión como una posibilidad seria. Según la encuesta sobre la secesión de Zogby de 2020, las actitudes favorables hacia la secesión aumentaban a medida que el grupo encuestado era más joven. En el grupo de mayores de 65 años, el número era de solo el 23 por ciento. En el grupo de 18 a 29 años, la mayoría (52 por ciento) creía que los estados tienen el derecho legal de separarse.
Una segunda razón para tomarse en serio la secesión es el hecho de que la izquierda política no parece estar aprendiendo nada del auge del separatismo.La ´izquierda´ está redoblando la idea de que no se tolera una mayor autonomía local. Cuanto más la llamada ´izquierda´ condena la secesión, más se convence la otra parte. Hoy en día el planteo acerca de la secesión o Perestroika norteamericana ya no es «sí puede suceder» sino «cuándo». Todos los sistemas políticos llegan a su fin en algún momento, ya sea por desintegración o revolución y EEUU ya se encuentra en este estadio.
El “Cambio Climático”
Después del fracaso en torno al Covid, primero que todo al interior de EEUU, el establishment globalista necesita una nueva fuente (perpetua) de financiación (expansión monetaria) para continuar el proceso de apropiación y centralización de riqueza en cada vez menos accionistas de las grandes corporaciones financieras globales. Sin embargo, el país, con las fuerzas globalistas en la presidencia del gobierno, ha quedado aislado en el ámbito político estratégico (geopolítico) como lo muestra la “salida” de Afganistán y el “armado” del AUKUS.
En esta coyuntura especifica es que EEUU “desempolva, retoma e intenta relanzar” la “cruzada” contra el Cambio Climático, contra el calentamiento global, etc., pues es la última bandera que le permite operar sobre la Unión Europea para que ésta no avance con su propio programa pos Brexit de UE articulada al Northstream-2 de Rusia por la energía, a China por el mercado y al Multipolarismo por la Iniciativa de la Ruta de la Seda por sus organismos de crédito y a la IA para no perder el tren de las tecnologías estratégicas de fuerte impacto en los económico, lo militar, lo cultural y lo político. De fracasar es casi seguro que la UE rompa amarras con el Globalismo y avanzaría en su articulación estructural en el Multipolarismo.
El primer obvio revés fue que para el proyecto de ´Cambio Climático´, EEUU no podían contar con la cooperación del multipolarismo: por obvias razones, a la altura de este trabajo, el presidente de China y de Rusia ni siquiera estuvieron presentes. Muchos de los países que apuestan a la Nueva Ruta de la Seda y particularmente los productores de energía fósil difícilmente se comprometerán con las metas y proyectos “poco concretos” que se verbalizaron nuevamente en Escocia[8].
Después de semanas de negociaciones en la Casa Blanca y en el Capitolio, con la agenda «Reconstruir mejor”, es decir un proyecto de ley de infraestructura de los Demócratas en el marco del ´capitalismo verde´, la moderada demócrata Kyrsten Sinema, ha “ayudado a hundir” la agenda de Biden, al no apoyar el proyecto de ley.
El partido Republicano[9] se había opuesto en bloque a este proyecto del Globalismo y con solo este voto negativo demócrata, la ley ya no podía avanzar. El 21 de octubre el presidente Biden admitió públicamente, ante CNN, que no había suficientes votos demócratas (faltaban dos) para aprobarlo y con nada en las manos tuvo que ir al G20 en Roma y luego a la Conferencia sobre el ´Cambio Climático´ (COP26), dentro del contexto de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC).
El 1 de noviembre Nancy Pelosi presentó todavía para su aprobación dos proyectos de ley a la vez: el de Infraestructura junto con la ley de Reconstruir Nuevamente Mejor (Build Back Better de $ 3.5 billones) que el presidente Joe Biden (léase Sanders) promulgo para cambiar la forma en que Estados Unidos maneja varios servicios sociales.
El senador Joe Manchin (Demócrata por West Virginia) disipó el 1 de noviembre cualquier rumor de que estuviera «a bordo» de la ley de Reconstruir Nuevamente Mejor de los Demócratas, a pesar de la rebaja a 1,75 billones de dólares (por debajo de los 3,5 billones de dólares originales). Biden aparentemente abandonará Escocia tal como llegó: con las manos vacías.
Por ello no es extraño que el presidente Biden no aparezca en primera línea en las fotos en el G20 ni en la COP26. Todo esto deja aún más claro que EEUU ya no en condiciones de unidad estratégica interna como “para conducir el mundo”. El mismo jefe de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ya había “avisado” desde antes de la cumbre, que era clave sobre ´Cambio Climático´, que ésta corría el riesgo de fracasar. De no contar con el poder suficiente para imponerla en la agenda de los hechos concretos.
De lo que se trata la supuesta lucha contra el Cambio Climático, desde los Intereses Globalistas, es de dar luz verde a un nuevo episodio (¿5to o 9no QE?) de expansión monetaria (imprimir una vez más dinero sin respaldo o QE) envuelto nuevamente en el «noble» barniz de luchar por la causa considerada más importante en la historia de la civilización occidental, ed. por todos los medios globalistas. Se trata del esquema de transferencia de riqueza más grande de la historia occidental.
El Bank of America (Continentalismo norteamericano) afirma que se trata de dar luz verde al episodio de QE más grande de la historia. En el fondo esta fuga hacia el ´capital ficticio´ sin fin (QE: Emisión de Dólares sin respaldo en la economía real) revela que en Occidente ya no hay voluntad empresarial de reconectar la inversión o el crédito, con la economía real. Porque la inversión en la producción o economía real, ya no da los beneficios “suficientes” a esta oligarquía de capitalistas.
El “capitalismo verde” es un oxímoron que se traduce en un gran fraude. El 90% de la energía primaria que se consume en el mundo al comienzo de este siglo es de origen fósil. Sin embargo, el petróleo ya entró en su pico máximo en la primera década del mismo y el gas lo hará en la tercera década -2020/2029-. Las minas de carbón del mundo tienen cada vez peor rendimiento, dan un producto de calidad decreciente. Las energías renovables no permiten la masificación de la movilidad, la velocidad y el gasto energético por persona que hoy hacemos en ciertas partes del mundo. Las supuestas salidas verdes no son salidas.
Por ejemplo, se necesitan 6435.2 litros de agua para producir uno de biocombustible. Y aunque el sol y el viento son renovables, los materiales necesarios para convertir estos recursos en electricidad –como el cobalto, el cobre, el litio, el níquel y los elementos de tierras raras– son todo menos renovables. De hecho, tienen ya también una vida muy corta y no son tan limpias. Se estima, por ejemplo, que lo paneles solares producen 300 veces más residuos en el mundo que las centrales nucleares.
El capitalismo verde conlleva inevitablemente a una inflación exponencial de la energía y con ello en toda la cadena de producción, en primer lugar, las materias primas y los alimentos (estos últimos según la FAO aumentan su precio un 39,7% anualmente). Por ello, habrá que tener en cuenta la exacerbada subida de los precios de transporte, el freno que esto significa especialmente para el transporte marítimo, para el almacenamiento de mercancías que no encuentran vías de comercialización o que no cuentan con trabajadores suficientes para darles salida, la imposibilidad de producir mercancías estratégicas y de extraer recursos básicos al ritmo que lo requiere la demanda, etc.
Es decir, la inflación provoca una disrupción conjunta del tejido energético, industrial y comercial que no hará sino provocar desabastecimientos generalizados y disparar los precios finales de los productos. Eso significa que las empresas irán dejando de producir por falta de “compensación” económica. Unas serán cuellos de botella de otras.
En este entorno podemos solo esperar la aceleración en la desintegración de la globalización (por ello la virulencia de los intereses financieros globalistas) y el avance hacia un Mundo Multipolar ya en marcha, pero con naciones y regiones cada vez más soberanas nuevamente, pero en un nuevo contexto estratégico internacional multipolar-plurinacional-pluriregional-pluriversal/cultural.
Hemos entrado en una fase muy inestable de estanflación (estancamiento de la economía con inflación) lo que también podríamos llamar de “fascismo ecológico globalista” que podría cobrarse la vida de muchos en el camino de su “guerra” o pujo para preservar-se la tasa de ganancia en el ámbito improductivo, concentrando riqueza en cada vez menos manos de los accionistas de grandes consorcios (globalistas en particular).
Ya hemos mencionado, que fomentar la inflación es precisamente el objetivo de dichas grandes transnacionales globales, porque es la vía principal para transferir a los pueblos los costos de la emisión o expansión monetaria sin respaldo. En un proceso inflacionario las deudas de la oligarquía transnacional pierden valor en términos reales dándoles mayor poder, al mismo tiempo que los ingresos de los trabajadores pierden poder adquisitivo o de consumo.
La expansión cuantitativa –emisión sin respaldo- se da particularmente en dólares, pero también en euros, libras esterlinas y yenes, lo cual significará la destrucción de todas las monedas fiduciarias, pero no así del Yuan. En China procuran de frenar la inversión en el ámbito improductivo especulativo como hoy se puede ver con las medidas que toma Xi Jinping con Evergrande y otras empresas constructoras. Es por el mismo motivo que el yuan tiende a apreciarse frente al dólar y que la inflación en yuanes es menor. En medio de una crisis de confianza en una moneda (el dólar) que estamos presenciando, el último refugio es el Bitcoin y las criptomonedas privadas en general.
Todas las criptomonedas privadas son ´pirámides ponzi´ y un fetiche absoluto sin respaldo alguno, con una vida irregular que tarde o temprano se desplomarán a menos que sean controlados y respaldados por el Estado-Nacional como en China. El dinero desvinculado con el ámbito productivo podrá prolongar la “vida artificialmente del sistema” por algún tiempo, pero no podrá salvarlo. La financiarización, la autonomía de hacer dinero sin trabajo limita y asfixia más y más al valor-capital y con ello el espacio político. La reproducción de valor-capital sufre un deterioro metabólico hasta una crisis civilizatoria total.
En un modo de producción cada vez más obsoleto, la clase dominante también se torna obsoleta y comienza a devorar a su propia sociedad, con contradicciones entre diferentes fracciones de la clase oligárquica dominante, particularmente entre la oligarquía globalista enfrentada las oligarquías continentalistas y las localistas-nacionalistas. Primero que todo de EEUU como centro de todas las contradicciones. Por ello, la Perestroika Norteamericana podría ser incluso el fin de los EEUU tal como lo conocemos, que incluso podría dejar de poder contener a los estados federales como Estados de la Unión, y con ello dejar de existir incluso como nación, tal como lo conocemos.
Nos encontramos en una transición civilizatoria de un mundo unipolar hacia otro multipolar. Consideramos que la China multipolar en los BRICS, con el proyecto de la Nueva Ruta de la Seda, permite invertir la lógica del valor-capital. La racionalidad económica en China no está autonomizada a partir de valor-capital. El Estado Nacional en China puede invertir la lógica y en estos días de la llamada “Crisis de Evergrande” ya está dando muestras que las inversiones hacia el ámbito improductivo parasitario están siendo frenadas para evitar su desconexión con la economía real.
En lugar de invertir dinero en el circuito improductivo, la otra opción es cambiar la racionalidad económica, es decir, impulsar otro modo de producción que sí tenga respuestas para re-vincularse con lo productivo sin destruir la naturaleza, sin afectar negativamente el medio ambiente. Que, en vez de acortar la vida media de los productos finales e intermedios pueda decidir prolongar su vida media. Que pueda priorizar los productos (alargar su vida útil y su calidad) según las necesidades de la población, frenando el consumismo como motor de la sociedad, que es lo que lleva a destruir la naturaleza.
Con el desarrollo existente de la Inteligencia Artificial ya es posible no solo conocer las necesidades populares, no para manipularlas a favor de las ganancias y los intereses exclusivos de los grandes consorcios sino más bien para generar productos y servicios en función de la vida misma de los Pueblos, de la Comunidad. En un primer momento tal vez en China, pero con la potencialidad del mundo multipolar como un todo, donde nadie debería estar excluido, particularmente el Pueblo de los EEUU.


Bibliografía
Colussi Marcelo, ¿Hacia un capitalismo verde?: El futuro que nos espera. www.alainet,org/es/articulo/213963, 29 de septiembre de 2021.
Cruz Alberto, Ante la crisis de Evergrande, la acción de Pekín confirma que su prioridad es una nueva ´prosperidad comun´. www.Voltairenet.org , 4 de noviembre de 2021
Dierckxsens Wim y Formento Walter, La Perestroika en Estados Unidos: Requiem de la civilización occidental, Editorial Acercándonos, Buenos Aires, noviembre de 2021.
DierckxsensWim y Formento Walter, Por una nueva civilización: El Proyecto Multipolar, Editorial Acercándonos, Buenos Aires 2021
Dierckxsens Wim y Formento Walter, El multipolarismo, paradigma geopolítico hecho realidad. www.alainet,org octubre de 2021
Dierckxsens Wim y Formento Walter, Perestroika: De la caída Soviética a la de Washington – 1989-2020, ALAI, Quito Ecuador, octubre de 2019.
Dierckxsens Wim y Formento Walter, Del Choque al Dialogo: De la Globalización a la Perestroika en Estados Unidos, ALAI Ecuador, junio de 2020
Durden Tyler, One bank reveals the dismal truth about the $150 Trillion Crusade against climate change, Zerohedge 14 de octubre de 2021
McMaken:Three reasons to start secession seriously, www.zerohedge.com 29 de octubre de 2021
Kerry John y Khanna, Don´t let China win the Green Race, The New York Times 5 de noviembre de 2021
Whitehurst Lindsay, Texas order reflects growing GOP vaccine hostility , www.apnews.com 12 de octubre de 2021
[1] OCS: Organización de Cooperación de Shanghái. https://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_ analisis/2011/DIEEEA18_2011OrganizacionCooperacionShanghai.pdf
[2] UEEA: Unión Económica Euro-Asiática. https://www.embajadaabierta.org/post/la-uni%C3%B3n-econ%C3%B3mica-euroasi%C3%A1tica
[3] Cómo TSMC se convirtió en el principal fabricante mundial de chips, un bien que escasea en medio de la pandemia de coronavirus, https://www.bbc.com/mundo/noticias-internacional-57081566, 18 mayo 2021.
[4] Lindsay Whitehurst, Texas order reflects growing GOP vaccine hostility , www.apnews.com 12 de octubre de 2021
[5] …el término «orwelliano» en realidad hace referencia a la importancia que desempeña el lenguaje en la formación de pensamientos y de emociones. A primera vista, en una sociedad totalitaria la sumisión de sus miembros se consigue a través del terror. Sin embargo, 1984 describe maneras mucho más sutiles y soterradas de someter a su población: a través de la propaganda y del lenguaje. El régimen elimina palabras (del inglés) para crear un dialecto oficial, la «neolengua», una simplificación del lenguaje que evita el desarrollo del pensamiento crítico. Además, se cambia el nombre de las cosas para cambiar las ideas que se tienen sobre ellas. Así, el Ministerio de la Verdad se encargará de falsificar datos históricos y estadísticas (fakenews: https://journals-sagepub-com.translate.goog/doi/full/10.1177/0002764219878224? _x_tr_sl=en&_x_tr_tl=es&_x_tr_hl=es&_x_tr_pto=nui,sc ), el de la Paz se encargará de dirigir la guerra y el del Amor torturará a presos y disidentes. Este irónico juego de palabras consistente en llamar a un concepto con el nombre que por lógica debería designar justamente a lo contrario es lo que Orwell denominó «doblepensar». Las palabras no se utilizan para transmitir significado sino para ocultarlo. https://www.culturamas.es/2015/11/15/el-verdadero-significado-de-la-palabra-orwelliano/
[6] Trump tendrá su propia red social: Truth Social quiere competir con Facebook y Twitter. https://www.cronista.com/internacionales/donald-trump-saca-su-red-social-truth-a-bolsa/ ;
Donald Trump presenta su propia red social y es escandalosamente parecida a Twitter
Truth Social, la nueva red social de Donald Trump, se lanzará a principios del próximo año para ‘rivalizar con las grandes tecnológicas’, https://hipertextual.com/2021/10/donald-trump-presenta-su-propia-red-social-y-escandalosamente-parecida-a-twitter
[7] Tyler Durden, McMaken: Three reasons to start secession seriously, www.zerohedge.com, 29 de octubre de 2021
[8] Arranca en Glasgow cumbre de la ONU sobre el cambio climático, La COP26 buscará mantener lo acordado en la cumbre de París de 2015 como limitar el calentamiento global a 1.5 grados. https://www.telesurtv.net /news /arranca-glasglow-conferencia-onu-calentamiento-climatico-20211031-0004.html
[9] Partido Republicano que cuenta con Texas como Estado clave y de asiento de los combustibles de origen fósil situados como los responsables por los líderes de la Conferencia del Cambio Climático. Líderes estos que si apoyan a los combustibles de origen de enquisto controlados por los demócratas globalistas y tan contaminantes como los anteriores.