El muro de la verguenza marroquí Franklin Ledezma Candanedo Investigación Periodística (Aporte de Jorge Cantor)

El muro en pleno Sahara, aisla al pueblo sahaurí y ocupa su territorio. El ''brazo armado'' sahaurí es el Frente Polisario.

Muro de seguridad o Muro del Sahara Occidental es un conjunto de ocho muros defensivos de una longitud superior a los 2720 km construidos por Marruecos en el Sahara Occidental. Año de construcción: 1980 – Período en uso: Desde la Guerra del Sahara Occidental – Ubicación: Sahara Occidental -Construido por: Marruecos.

Este muro es un conjunto de ocho muros defensivos de una longitud superior a los 2720 km construidos por Marruecos en el Sahara Occidental. Es una zona militar con búnkeres, vallas y campos de minas, construida con el fin de proteger el territorio efectivamente ocupado por Marruecos de las incursiones del Frente Polisario, y evitar la vuelta de los refugiados saharauis al territorio.

Fue construido por el ejército marroquí, con la ayuda de expertos israelíes y la asistencia financiera de Arabia Saudita y Estados Unidos, además está armado y defendido con armamento estadounidense, saudita y francés; de lo cual muchas de las armas, minas, helicópteros, tanques y aviación son los excedentes de la guerra de Vietnam, cedidos a Marruecos por EE.UU. Es también el muro más largo del mundo y está defendido por más de 180.000 soldados marroquíes, que cada cuatro o cinco kilómetros están desplegados en forma de compañía militar, generalmente infantería.

Hacia el interior es territorio minado, alambrado, además de haber obstáculos como muros de arena o de piedras (inferiores a un metro normalmente) y radares para detectar cualquier tipo de presencia. Las minas anti-persona que se extienden por todo el muro están fabricadas, entre otros países, por España e Italia. El mantenimiento del muro le cuesta a Marruecos el 4,6% de su PIB.

El muro empezó a construirse en 1980 hasta 1987 para mantener fuera del alcance de los saharauis los dos tercios del Sahara Occidental, donde se hallan las minas de fosfatos de Bucraa, así como la zona costera, que es de una gran riqueza pesquera.

La construcción se llevó a cabo en varias fases durante la confrontación armada entre el ejército marroquí y el Frente Polisario, cada una de las cuales ampliaban el territorio controlado por el ejército marroquí. Así, en muchos lugares el muro es en realidad un conjunto consecutivo de distintos muros.

Este muro es algo más que una barrera, es el símbolo de la ocupación y la agresión del Gobierno marroquí que se niega a devolver su legítimo territorio al Pueblo Saharaui, un territorio que se les arrebató por la fuerza ante la pasividad del Gobierno español y de la Comunidad Internacional, un territorio que encierra unas riquezas naturales (fosfatos, uranio, petróleo, gas, plomo, titanio, oro, zinc y la zona pesquera) que son el verdadero motivo de la ocupación marroquí y del silencio de las potencias que se benefician de esto (Francia, España y EE.UU.).

El Muro de la Vergüenza es también una agresión contra los Derechos Humanos, pues su campo de minas (unas siete millones) atenta contra la vida de civiles sin distinguir entre niños o adultos, y son numerosas las mutilaciones y muertes que provocan año tras año de forma indiscriminada, pues las minas esperan silenciosamente a su próxima víctima inocente.

En el mundo hay entre 800 mil y 1 millón de saharauis que se encuentran divididos y esparcidos territorialmente y que luchan por su independencia y libertad. El Sahara Occidental o República Árabe Saharaui Democrática es actualmente en pleno siglo XXI: La última colonia africana.

El Sahara Occidental fue colonia española desde 1884, a partir del reparto colonial del África a las potencias europeas reunidas en la Conferencia de Berlín celebrada el mismo año (entre el 15 de noviembre de 1884 y el 26 de febrero de 1885, en la ciudad de Berlín). Sin embargo, los saharauis vivían, a pesar de ser colonia, en forma pacífica y dueños de sus recursos naturales como la biodiversidad marina.

En 1975, mediante el Acuerdo Tripartito en Madrid, España abandona el Sahara Occidental y cede de manera ilegal el territorio (dos tercios a Marruecos y un tercio a Mauritania). Posteriormente, Mauritania se retira del Sahara gracias al Acuerdo de Paz con el Frente POLISARIO (gobierno saharaui en el año 1979 y lo reconoce como nación. Marruecos, en lugar de hacer lo propio, se expande hacia lo que había liberado Mauritania.

Es así como Marruecos invade el Sahara Occidental el 31 de octubre de 1975. Los pobladores comienzan a huir tras haber sido invadidos por 25 mil soldados y 350 mil colonos. Los bombardeos con napalm y fósforo blanco provocan esta gran huida, estableciéndose en Tindouf (Frontera con Argelia) hasta el día de hoy en los campamentos de refugiados.

Con el afán de no dejar salir ni ingresar a los saharauis, el gobierno Marroquí inicia la construcción de un muro en el año 1980, concluyéndola aproximadamente 7 años después. Este es conocido como el “Muro de la Vergüenza”, el segundo más grande en extensión luego de la Muralla China.

El muro empezó a construirse en 1980 para mantener fuera del alcance de los saharauis los dos tercios del Sahara Occidental donde se hallan las minas de fosfatos de Bucraa, así como la zona costera que es de una gran riqueza pesquera. El territorio más allá del muro está bajo el control del Frente Polisario, en lo que denominan territorios liberados; así como una zona hostil, parte del desierto del Sahara, que casi no posee importancia económica.

Este muro, construido por el gobierno marroquí para mantener privados de su libertad a los saharauis, y que ha separado a familias por ya casi 30 años, es un conjunto de ocho muros defensivos de una longitud superior a los 2720 km de extensión, es una zona militar con búnkeres, vallas y campos de minas antipersonales con 150 mil efectivos que dividen el territorio, la población y las familias saharauis, construida con el fin de privarlos de su libertad, evitar el enfrentamiento con el Frente Polisario e impedir que los saharauis recuperen lo que por justicia es suyo.

Sahara Occidental: El referéndum que nunca llega

En 1991, se firmó un alto al fuego de acuerdo a un plan de paz entre el Frente POLISARIO y el reino de Marruecos, bajo los auspicios del Secretario General de las Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuéllar y la Organización de la Unidad Africana (OUA), con el fin de celebrar un Referéndum de Autodeterminación para el pueblo saharaui. Desde ese entonces Marruecos viene dilatando el esperado referéndum a pesar de haber firmado el Plan de Paz de la ONU y de la OUA y los Acuerdos de Houston.

El 31 de abril de 1991, la ONU ordena el ingreso al Sahara de la MINURSO (Misión de las Naciones Unidas por el Referéndum del Sahara Occidental), para vigilar el alto el fuego. Sin embargo, es la única misión de cascos azules que no vigila los Derechos Humanos.

Desde el año 2005, la población saharaui en las zonas ocupadas, en su afán de defender su derecho a reclamar por su autodeterminación e independencia, ha sido motivo de un sinnúmero de ataques represivos por el gobierno monárquico del rey Mohamed VI. Los saharauis son impedidos de reunirse públicamente, manifestar su rechazo y reclamar por la situación política y social que viven, en las escuelas los niños son obligados a declarar que el Sahara es marroquí, a dejar sus tradiciones, su vestido y hasta su nombre.

El 21 de mayo del 2005, se consolida la Intifada Saharaui, tras el levantamiento de las protestas del pueblo sin armas en octubre del mismo año, cayendo el primer mártir de la Intifada Saharaui, Hamdi Lembarki, en pleno Ramadán en la ciudad ocupada del Aaiún.

A diario el pueblo saharaui es víctima de torturas, persecuciones, asesinatos y detenciones arbitrarias a los activistas defensores de los derechos humanos. Actualmente hay más de 80 prisioneros políticos encerrados en las cárceles marroquíes cumpliendo incluso condenas de cadena perpetua a veces por el sólo hecho de flamear su bandera.

Sahara Occidental: El mundo reclama justicia para el pueblo Saharahui

La República Árabe Saharaui Democrática (RASD) es reconocida actualmente por 83 países del mundo. Ninguna nación del mundo reconoce la invasión marroquí como legítima. La Corte Internacional de Justicia de La Haya absolvió una histórica consulta declarando que “ no existe ningún vínculo de soberanía territorial del Sahara Occidental y el reino de Marruecos y la entidad mauritana”, además, existen diversas resoluciones de la ONU que apoya la descolonización y los legítimos derechos del pueblo saharaui (Declaración sobre la Concesión de la Independencia a los Países y Pueblos Coloniales, aprobada por la resolución 1514 (XV) de la Asamblea General de las Naciones Unidas, el 14 de diciembre de 1960).

Cabe señalar que la actitud de la ONU respecto al problema del Sahara ha sido evasiva, no queriendo asumir una problemática que le toca resolver como es la de la descolonización. En 1979 la actitud de la ONU cambia con la resolución 34/37 a través de la cual se reafirmaba el derecho de autodeterminación del pueblo saharaui y, por tanto, la decisión sobre su independencia. A la vez reconocía que la lucha para conseguir estas finalidades era legítima y exigía la retirada de las fuerzas de ocupación marroquíes del Sahara Occidental, y recomendaba la participación del Frente Polisario (reconocido como representante del pueblo saharaui) en la búsqueda de una solución al conflicto. Además, la ONU estaba dispuesta a colaborar con la OUA (Organización por la Unidad Africana) en la organización justa e imparcial del referéndum. Sin embargo, por la presión francesa, estadounidense y marroquí, todo se encuentra en lista de espera.

El Perú reconoció en 1984 a la REPUBLICA ARABE SAHARAUI DEMOCRATICA (RASD) durante el gobierno del Presidente Arq. Fernando Belaunde Terry. En el año 1986 durante el gobierno del Dr. Alan García Pérez se recibieron las Cartas credenciales del Embajador Saharaui con sede en Caracas-Venezuela, pero, durante el segundo mandato del presidente Alberto Fujimori, éste sin explicación alguna, dicho gobierno decidió suspender unilateralmente las relaciones diplomáticas. Esta situación tendría que haber sido remediada ya si el presidente Ollanta Humala, hubiese cumplido su plan de gobierno 2011-2016 (La Gran Transformación, capítulo 8: Solidaridad Internacional). Quien realmente puso empeño en restablecer relaciones con la RASD fue Javier Diez Canseco, pero la muerte lo separó de estas y otras tareas.

El tema saharaui es una de las principales causas de apoyo en el mundo, sólo en Europa se consideran unas 2 mil organizaciones de amistad, entre las que destacan en España, la Coordinadora Estatal de Asociaciones Solidarias con el Sahara (CEAS), la Asociación de Mujeres Saharauis de España (AMSE), la ASSOCIACIÓ D’AMICS DEL POBLE SAHRAUÍ DE LES ILLES BALEARS, FEDERACIÓ D’ASSOCIACIONS CATALANES AMIGUES DEL POBLE SAHRAUÍ, entre otras.

Tenemos también a la Unión Nacional de Mujeres Saharauis (UNMS), la Association des Réfugiés Sahraouis en Francia, entre tantos otros. En América Latina, en Uruguay, la Asociación Uruguaya de Amistad con la RASD; en México, la Asociación Mexicana de Amistad con la RASD (AMARAS); en Chile, la Asociación Chilena de Amistad de la RASD, y en Perú , la Asociación Internacional Amigos del Pueblo Saharaui ASISAHARAUI-PERÚ , organizada con el fin de informar sobre esta situación casi desconocida en el país, defendiendo el derecho del pueblo saharaui a la libre determinación de acuerdo al Derecho Internacional y la carta de la ONU, así como apoyar a la diplomacia saharaui en el restablecimiento de las relaciones con el Perú.

Actualmente la única entidad de amistad con la RASD formalmente constituida en Perú, está presidido por el político Michel Azcueta Gorostiza, el Dr. Hernán Díaz, el Soc. Roberto Rodríguez Rabanal, el Periodista Guillermo Giacosa, entre otros destacados profesionales motivados por la defensa de la justicia y la libre determinación de los pueblos.

La historia olvidada del Sahara Occidental

1884: Comienza la colonización española del territorio, la ocupación efectiva del interior del territorio no se realizó hasta 1934.

1965: La ONU requiere que España inicie un referéndum de autodeterminación y abandone el Sahara Occidental.

1973: Se crea el Frente Polisario.

1974: España anuncia un referéndum de autodeterminación para el primer trimestre de 1975. Marruecos no ve con buenos ojos una posible independencia saharaui e inicia presiones internacionales para impedirlo.

1975: Hassan II lanzó su Marcha Verde el 6 de Noviembre. El 14 de noviembre de 1975, se firmaron los Acuerdos tripartitos de Madrid, por los que España repartió el Sahara entre Marruecos y Mauritania.

En 1975 el Polisario emprendió la lucha contra la ocupación de Marruecos y Mauritania, comenzando así una guerra que duró 16 años (hasta 1991).

1976: El 27 de Febrero de 1976 el Frente Polisario proclamó la República Árabe Saharaui Democrática (RASD). 28-2-1976: Se marcha el último representante español del Sahara Occidental.

1979: Mauritania devolvió al pueblo saharaui la parte de territorio que había ocupado cedido por España, pero Marruecos se lo anexiona. Marruecos se queda así solo en su guerra con el Frente Polisario.

1980: El gobierno marroquí comienza a levantar muros alrededor del territorio ocupado. Actualmente el muro mide 2700Km, es el más grande del mundo tras la Muralla China. Es una zona militar con búnkeres, vallas y campos de minas, construida para impedir las incursiones del Frente Polisario. Mantiene fuera del alcance de los saharauis los dos tercios del Sahara Occidental, donde se hallan las minas de fosfatos de Bucraa así como la zona costera, que es de una gran riqueza pesquera e impide la vuelta de los refugiados saharauis a su territorio.

1985: El Secretario General de las Naciones Unidas, inició una misión que dio lugar a las “propuestas de arreglo”, que reconocen el derecho a la autodeterminación del Sahara y que son aceptadas el 30 de agosto de 1988 por Marruecos y el Frente Polisario.

1991: El 29 de abril de 1991, el Consejo de Seguridad decidió crear la Misión de las Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental (MINURSO). ACNUR llevaría a cabo un programa de repatriación de las personas con derecho a voto del Sahara Occidental establecidas fuera del Territorio. Se determinó que el período de transición comenzase con el alto el fuego y terminase con la proclamación del referéndum, que debía celebrarse en enero de 1992.

En general, el alto el fuego se ha mantenido desde el despliegue de la MINURSO en septiembre de 1991. Sin embargo, el “período de transición” aún no ha comenzado, debido a la diferencia de opiniones respecto a los criterios para el derecho a voto. Ante cada nuevo intento de identificación de votantes, el Frente Polisario denuncia que Marruecos intenta infiltrar en el censo miles de personas que no cumplen los requisitos de voto pactados en el Plan de Paz.

2006: En Octubre de 2006 la ONU advierte del posible resurgimiento lucha armada en Sahara. Según se recogía en un informe del secretario general, Kofi Annan, la ‘frustración’ que vive la población del Sahara Occidental por el estancamiento del conflicto podría derivar en un resurgimiento de la lucha armada.

2007: En Abril de 2007 el Frente Polisario y Marruecos presentan a las Naciones Unidas sendas propuestas para avanzar hacia una solución política del conflicto. La resolución 1754 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, aprobada el 30 de Abril de 2007, menciona ambas propuestas y “Exhorta a las partes a que entablen negociaciones de buena fe sin condiciones previas, teniendo presentes los acontecimientos de los últimos meses, con miras a lograr una solución política justa, duradera y mutuamente aceptable que conduzca a la libre determinación del pueblo del Sahara Occidental”. Las negociaciones comenzaron en Junio del 2007.

CAMPAMENTOS DE REFUGIADOS DE ARGELIA…

Se estima que alrededor de 200.000 personas viven en los campamentos de refugiados. Estos campamentos están asentados en la parte occidental del desierto argelino, en una inhóspita zona llamada “La Hamada del Draa“, en la localidad argelina de Tinduf.

Algunos de sus habitantes llevan más de 30 años en el lugar y los más jóvenes son refugiados de tercera generación que nunca han conocido su patria.

Los/as habitantes de los campamentos sobreviven gracias a la solidaridad internacional. A medida que pasan los años, el conflicto deja de tener protagonismo para la comunidad internacional y la ayuda es cada vez más deficitaria, llegando a temerse recientemente por la seguridad alimentaria en los campamentos.

EN LOS TERRITORIOS OCUPADOS DEL SAHARA OCCIDENTAL…

Marruecos expolia los recursos naturales del territorio, principalmente pesca y minas de fosfatos. La población saharaui nunca ha percibido ningún beneficio generado por la venta de sus recursos naturales.

Se producen continuas violaciones de DDHH entre las que se encuentran: torturas por parte de la policía, detenciones ilegales, juicios sin garantías, desapariciones de personas, etc.

No se permite la a libertad de asociación, asamblea y movimiento de ciudadanos saharauis, sobre todo de defensores de Derechos Humanos.

Hay un constante bloqueo informativo de la situación que se está viviendo en los territorios ocupados del Sahara Occidental.

LOS ÚLTIMOS ACONTECIMIENTOS…

A principios de Octubre de 2010 ciudadanos saharauis levantan el campamento a 18km del Aaiún. Como modo de protesta pacífica ante la situación que viven en los territorios ocupados. Denuncian que el trabajo, la vivienda, el comercio y los servicios de estos territorios están en posesión exclusiva de ciudadanos marroquíes y reclaman el fin de esta situación y el fin de la ocupación del Sahara Occidental por parte de Marruecos. Y piden con urgencia ser visitados por los organismos internacionales (ACNUR, UE, Organizaciones de DDHH, etc…)

Marruecos comienza a rodear el campamento con fuerzas de seguridad. Impidiendo la llegada de agua y alimentos. El Frente Polisario advierte a la ONU de que puede producirse una tragedia humanitaria.

Marruecos prohíbe la entrada de periodistas internacionales en el país y busca a activistas prosaharauis extranjeros para expulsarlos del Sahara Occidental. El 7 de Noviembre Marruecos asalta el campamento para forzar su desmantelamiento.

Todo sucede pocas horas antes del comienzo de la tercera ronda de negociaciones entre Marruecos y el Frente Polisario en NY y después de que el rey Mohamed VI, en el discurso conmemorativo por el 35 aniversario de la Marcha Verde, advirtiera que no admitirá provocaciones para quebrantar “la unidad territorial”. Se suceden manifestaciones por distintas ciudades españolas como protesta ante las actuaciones del Gobierno Marroquí. El Gobierno Español no se pronuncia.

MARRUECOS ARRASA EL CAMPAMENTO (AAIiÚN), LA COMUNIDAD INTERNACIONAL SIGUE SIN PERDIRLE EXPLICACIONES POR LOS HECHOS SUCEDIDOS EN EL CAMPAMENTO Y SIN EXIGIRLE EL ESTRICTO CUMPLIMIENTO DE LOS DERECHOS HUMANOS.
***
Cabe destacar finalmente, que Panamá reconoció a la República Árabe Saharaui Democrática como Estado soberano el 23 de junio de 1978, relaciones que fueron suspendidas el 20 de noviembre de 2013, pero reasumidas el 8 de enero de 2015.

Panamá fue el primer país americano en reconocer a la RASD, y el que alojó la que fue la primera embajada Saharaui en América (en 1980), información que nos confirmó hoy lunes 20 de agosto, 2018, el destacado internacionalista panameño, Dr. Julio Yao Villaláz.