kotel-hombres-mujer-1-940x530

Mujeres y judíos rezan juntos ¿una ilusión?

Prometieron paz entre nosotros / Prometieron primavera y flores
Prometieron cumplir promesas / De niños nos enseñaron
Que promesas hay que cumplir
De “El invierno del 73”, de Shmuel Hasfari.

 

Buenos días a los judíos estadounidenses, reformistas y conservadores.

Finalmente les cayó la ficha y se despertaron de ese largo sueño ilusorio. De un momento a otro, y sin previo aviso, Netanyahu les hizo perder la inocencia de décadas. En un instante, estos hijos de la democracia estadounidense aprendieron la lección que el Estado Judío, la idílica y única democracia en Medio Oriente, suele ocultar, que dios me libre y guarde, conductas muy antidemocráticas y claramente discriminatorias.

La población religiosa judía está dividida en tres corrientes básicas: ortodoxos, conservadores y reformistas. Mientras que la población religiosa judía ortodoxa en un gran porcentaje vive en Israel, judíos reformistas y conservadores mayoritariamente son parte fundamental de la gran concentración judía de EE.UU.

Desde la creación del Estado de Israel la corriente ortodoxa tomó en sus manos las riendas para fijar una muy activa intervención en legislación religiosa y civil que afecta a todas las capas de la sociedad israelí y el pueblo judío. En este quehacer discriminaron claramente a reformistas y conservadores. La prohibición de rezos según normas reformistas y conservadoras (con participación de mujeres al lado de hombres) en el Muro de los Lamentos se constituyó en la imagen más significativa de esa segregación.

Sacrilegio: hombres y mujeres rezando juntos

En una decisión histórica, tras una confrontación de más de dos décadas y con la manifiesta oposición de los partidos ultra ortodoxos, el gobierno de Israel aprobó año y medio atrás el compromiso que determina la construcción de una explanada especial para permitir y facilitar el rezo conjunto de hombres y mujeres en una parte del Muro de los Lamentos. Por esta vía dieron respuesta adecuada a las  demandas de reformistas y conservadores[1]. Los festejos del judaísmo estadounidense no duraron mucho tiempo.

Leal al veterano líder israelí Levy Eshkol, también Netanyahu se plegó a su vergonzosa norma: “prometí, pero no prometí cumplir“, la típica y cobarde conducta de quien huye de responsabilidades por compromisos asumidos. Presionado por los sectores ortodoxos y ultra ortodoxos, el Primer Ministro israeli informó días a otras que congelaba la implementación del acuerdo que el mismo aprobó[2].

Repentinamente el judaísmo estadounidense comprendió que no se puede creer en la palabra del liderazgo israelí que no tiene el menor escrúpulo en pisotear, abusas y vapulear a todo sector de la sociedad que se interpone en su camino de permanecer en el poder, una generalizada conducta que básicamente, hasta el momento, no les incumbía a los judíos del país del norte.

Vivieron cómodamente durante años una fantasía que les tapó los ojos y oídos y los convirtió en insensibles antes claras manifestaciones de discriminación a partes importantes de la sociedad israelí. No se percataron de la masiva marginación de ciudadanos árabes israelíes, expoliación del ingreso de amplias capas populares hasta llevar a un cuarto de la sociedad israelí debajo de la línea de pobreza, grosera humillación a discapacitados y sobrevivientes de la Shoa con subvenciones irrisorias, y muchas más. Ni que hablar del Apartheid que Israel impone en Cisjordania que no es más que una película nunca proyectada en salas de la colectividad judía estadounidense.

Ahora le llegó el turno a judíos reformistas y conservadores. Con este sacudón comienzan a comprender que el judaísmo del Estado Judío se aferra más a piedras y monumentos para discriminar y oprimir en vez de valores humanos universales para aunar y armonizar. No por casualidad un encumbrado líder del judaísmo ultra ortodoxo de Israel aconsejó groseramente a los judíos reformistas que se construyan su propio muro[3].

Los terratenientes del Muro

No se puede pasar por alto la inmediata y espontánea reacción de repudio de amplios sectores del judaísmo estadounidense y de todo el mundo ante el humillante acto de traición histórica de Netanyahu. Si bien la magnitud de la protesta es digna de mención, está claro que no se trata más que el rugido de un tigre de papel. Votos de censura, afrentas protocolares, e incluso amenazas de reducción o cancelación de donaciones millonarias a Israel molestan en cierto grado, pero básicamente no tienen el poder de mover un milímetro de su posición a Netanyahu.

Es evidente que Netanyahu tiene mucho más claro el panorama actual de la colectividad judía estadounidense que sus mismos miembros y dirección. La función principal que el Primer Ministro israelí asigna a esta colectividad en su plan de mantener subordinado bajo sus órdenes a todo el pueblo judío no es el aporte económico. Netanyahu no necesita filántropos. Los tiene de sobra. Su objetivo primordial es justamente el uso del enorme poderío económico y político de la colectividad judía estadounidense para condicionar el comportamiento de la dirección política de ese país en favor de intereses israelíes. Es el pilar decisivo que sostiene toda la estructura de la diplomacia israelí. Sin esa condición, Israel y el pueblo judío del mundo, hoy estarían en una posición totalmente distinta.

La pérdida total de visión crítica junto al grado de sumisión y obediencia disciplinada que Netanyahu logró imponer al pueblo judío de nuestro tiempo, le otorga la gran seguridad que el rugido del tigre judío estadounidense no pasará a mayores. Es muy probable que esta colectividad retorne muy rápidamente a demostrar el principio de la primacía de su preocupación por intereses foráneos antes que los propios del país que le otorga ciudadanía. Mientras tanto, salvo enjuiciamiento por corrupción del premier israelí, el viejo orden de rezo en el Muro de los Lamentos permanecerá en vigencia y Netanyahu continuará en funciones, también con el apoyo incondicional de los partidos ortodoxos y ultra ortodoxos.

Ojala me equivoque

+++

http://daniel.kupervaser.com/

+++

[1] “El marco normativo del Muro de los Lamentos se aprobó pese a la oposición de los ultra ortodoxos”, 31-1-2016

[2] “El gobierno congeló el Nuevo orden del Muro d los Lamentos”, Arutz 7, 25-6-17

[3] “Líder espiritual de SHAS: que los reformistas construyan su propio muro”, Aurora, 28-6-17